El retoque fotográfico digital es un proceso tan importante como la propia fotografía.

El retoque es la aplicación de un conjunto de técnicas que nos permiten mejorar la imagen, bien incorporando filtros, sombras, reflejos, ya sea para lograr una mejor calidad o más realismo, o bien para obtener una composición que nos interese mostrar, mejorando así la percepción de la propia imágen.

  • Silueteado básico

recorte imagen

  • Cambio de color

cambio de color

El silueteado o trazado de recorte es una técnica muy precisa que se aplica  a un objeto para poderlo recortar del fondo y así poder hacer la composición que nos interese.
El silueteado es necesario si las imágenes se van a  utilizar  para hacer un catálogo, un diseño de packaging, etc.
Esta técnica la podemos utilizar cuando no disponemos fisicamente de todos los colores que presentamos en nuestro catálogo. Partiendo de una foto principal y teniendo la muestra del color que queremos, podemos llegar a a obtener el color deseado.
  • Reflejo o sombra

reflejo y sombra

  • Mejora de imágen

mejora de imagen

El reflejo es una técnica que nos permite realzar el producto dándole más elegancia visual.
El añadido de sombra da la sensación de que el objeto está apoyado sobre una superficie, por lo que se obtiene un mejor resultado con la integración del fondo blanco.
En ambos casos, tendremos que separar la imagen del fondo mediante el silueteado.
Utilizando varias técnicas logramos mejorar la calidad de una fotografía, como en el caso de la imágen, conseguir una piel más sedosa y sin imperfecciones.